"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

jueves, 13 de agosto de 2009

Un día mas...




Iba a empezar con mi carrera diaria, cuando venía de vuelta para terminar, cosa rara porque suele ser al contrario yo termino y el acaba, mi amigo José Luis me preguntó por mis jodidos isquios. A la vez me enseñó una nueva postura para estirar la parte lumbar, cosa que le agradecí enormemente. Nos despedimos y empecé con mi carrera. El sol estaba bastante rabioso, ya eran las 11 de la mañana y no había podido empezar a las 9 que es mi hora habitual. Las playas estaban ya llenándose de bañistas y lo cierto es que no les envidiaba, dentro de una hora el baño me esperaba y lo iba a tomar con muchas mas ganas.
En mi correr bajo el sol castigador, me sentía bien, muy a gusto. El sudor ya me había aparecido poniéndome las zapatillas, ahora estaba empapado, no importándome lo mas mínimo. Cuando rompo a sudar es cuando mejor voy. Pensaba en la hijita de mi amigo, cosa que no logro de apartar de mi cabeza y pensaba en lo injusta que es la vida a veces, quizás muchísimas veces ¿Por qué todo es tan complicado?
Avanzaban mis piernas sin velocidad, no me importaba, el fondo es lo que busco la velocidad viene luego, mas tarde, con los cambios de ritmos y repeticiones. Me interesa mas correr durante más tiempo y mas distancia, sin prisas, e incluso con una pausa muy corta, pausa que me va a venir bien para hacer y terminar la segunda parte de mi carrera. Haciendo esto a diario, y avanzando poco a poco se que llegaré a un buen estado de forma, estado que me permita correr durante dos horas y media para entrenar mi próximo maratón…pero para eso todavía faltan meses, esa es mi ventaja y me voy a aprovechar de ello, tengo tiempo y no tengo prisa.
Sin darme cuenta he llegado al final, 6 Km., poco pero lo suficiente para quitarme el mono. Para el domingo habré completado los 45 ó 50 Km. y mi primera semana de correr seguido. Debo de tomármelo con calma. Estiro, abdominales y un baño en el mar, ahora si, me lo he ganado. Como algo de fruta sentado en la orilla, repito el baño y me marcho. La playa está muy llena a estas alturas del mes de agosto, me agobio con tanta gentes y me marcho a casa. Mañana mas de lo mismo, quizás con diferentes sensaciones, mejores, peores, ¿Qué mas da? A mi lo que me gusta es correr.



15 comentarios:

CarLitros dijo...

Bendita soledad encuentro cuando me convierto en corredor de fondo...

trevenque dijo...

Muy bien Paco:

Nos gusta correr...
Como bien dices en tu titulo del blog,para nosotros correr no es una prueba, sino una terapia...
Animo...

CorredorAlcayata dijo...

Me gustan las sensaciones que describes. Esa tranquilidad te hace entrar en contacto contigo mismo es algo que solo he podido conseguir corriendo al amanecer.

Jesús Lens dijo...

Pero qué gusto da volver a encontrarse con esas sensaciones de rodar y acumular kilómetors. ¡¡Bienvenido!!!!

Espartano dijo...

Poco a poco amigo, no hay prisa. Todo echo con cariño, amor y pasion tiene su recompensa y tu la tendras en esta temporada.

Me alegra poder volver a leerte.

Cuidate.

Juanito dijo...

Vas fenómeno, sin prisa pero sin pausa y con muy buena letra, seguro que vas a completar ese año corriendo sin descansar ningún día sin ningún problema, y esa maratón...ya estoy deseando que llegue para verte disfrutar, pero como dices, sin prisas, un abrazo profe.

Quique dijo...

Hola Paco, me alegro que vayas pillando el buen camino...me das mucha envidia al poder darte un bañito en el mar despues de un entreno...

Un saludo
Quique

MASTER OF DARK dijo...

Hola Paco!!!

Describes tu carrera tan grata que hasta dan ganas de ir a correr a Málaga, y no se diga eso del bañito en el mar, si hubieses escrito que después tomaste café turco, creo que estuviera infartada de envidia :D

Un bexo, y mucho ánimo!!!

German Alonso dijo...

Qué puedo decir..., genial. Como siempre consigues describir perfectamente lo que sentimos muchos cuando corremos. Sigue así. Abrazos.

javi dijo...

Ahí, cogiendo fondo poco a poco, que con esta castaña no hay prisa y ya cogerás las buenas sensaciones.

Y casi 50 kms a la semana ya está bien; que haces más que el xaos y voy a quedar mal ;)

un abrazo

José Antonio dijo...

Paco, me encantan leer estas entradas tan sentidas que escribes. No comprendo como no eres tú el envidiado por esa marabunta de personas tostándose al sol ¿ Qué ocurre que son de otro planeta ?
Espero que tu esfuerzo contribuya a la mejora de la hija de tus amigos. Sería lo justo. Saludos.

mayayo dijo...

Es lo que tiene el verano...unos correis por la playa y otros trotamos por la montaña. Para gustos, terrenos. :-D

Por cierto, que el libro que sacas de portada me lo he leido varias veces y nunca me aburre. Aunque no es fácil, no, porque rezuma amargura en tantas páginas. Pero las sensaciones del correr y ese orgullo del corredor de fondo
(inolvidable traca final) las transmite q da gusto, creo.
Un gran clásico, desde luego.

Animo con tu particular "Retorno al edén" de los entrenos.

Jaime N@v dijo...

Paco, cada vez me identifico más con vos... como me gusta todo lo que escribes...
Un abrazo.

Giny dijo...

Me gusta tu blog! ahora me acabo de hacer uno porque voy a empezar a correr,poco a poco con una tabla que he puesto y todo jajaj
bueno me gustaria que te pasaras por mi blog (= y si puedes ayudarme o no se,que sepas qe te sigo! y que mirare tu blog

Besos

Vacuit dijo...

Paco, transmites tanta pasión por correr, que haces que aun lesionado como estoy tenga unas ganas enormes de ponerme las zapatillas e irme a trotar por los caminos.

Espero que puedas cumplir con tu promesa y que "Princesa" y los suyos recuperen la felicidad. Un abrazo