"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

miércoles, 23 de abril de 2014

Capacidad se sufrimiento


No, correr no es fácil ni sencillo, por lo menos al principio. De ser una persona sedentaria, aunque tú trabajo sea físico, a convertirte en corredor hay más o menos un prolongado trecho. Pero eso no quiere decir que sea imposible, si quieres y es tu voluntad, lo conseguirás y te convertirás en un corredor. 
Lo que hay que tener asimilado desde que te calza las zapatillas, es que vas a sufrir y tienes que dominar ese dolor. Pero no nos asustemos, no quiero decir con ello que correr será un acto de tortura, solo que nuestro cuerpo empezará a quejarse desde el primer momento y debemos de dominar la situación. Si lo hacemos con dignidad, es decir, a un paso en que podamos dominar  una respiración mas acelerada, importándonos un comino que nos adelante todo el mundo y concentrándonos en no alargar la zancada y alternando andar y correr, lograremos nuestro objetivo. Los aspirante a corredor deben de saber que todo aquel que domina el arte de correr durante bastante tiempo, empezó de ese modo.

Ahora, con éste nuevo brote del running (y digo nuevo porque ya hubo uno primero a mediados de los 70), hay una cantidad de información para iniciarse como corredor algo descomunal. Libros a doquier, revistas e internet. Así que no voy a ser yo el que os diga como iniciarse en el apasionante mundo de la carrera de a pie, ya que la información es abundante para nuestra suerte. Pero lo que si tenemos que tener muy claro es lo del sufrir e intentar de ir dominando la situación, de no meter la pata y querer correr como nuestro vecino desde el primer día. Debemos de entrenar nuestro cerebro para que cuando nos llegue la señal del ¡para ya!, no paremos, siempre que el esfuerzo sea el adecuado para nuestro nivel inicial.

Por mi experiencia, os puedo decir que tenemos derecho a la fatiga y acostumbrarnos a ella, pero siempre empezando con unos buenos cimientos. Así, con el paso de los meses, entrenaremos nuestro corazón, nuestras piernas y nuestra capacidad de sufrimiento.

Salud y kilómetros 


11 comentarios:

Barroso dijo...

Buena entrada Paco , cierto que ahora hay muchisima informacion de como correr segun que tipo de carrera pero siempre como en todo hablando del corredor popular la veterania es un grado para saber acabar entero una carrera de larga distancia , un abrazo

Halfon Hernandez dijo...

Paco, desde luego que si hay sufrimiento, pero es parte de la diversión

felipe perez dijo...

Llevas razon Paco, mucha gente que empieza en esto del running quiere avanzar demasiado rápido, con lo que ello conlleva; ya sean lesiones o frustraciones. Un saludo

Raúl Rubio dijo...

Sabias palabras Paco, con esta entrada se coge la esencia del comienzo de cualquier corredor que se precie y te ahorras un libro.

Gracias maestro.

Tania dijo...

Gran consejo Paco!! se nota que habla la voz de la experiencia!
bss
Tania

Luis Epicteto dijo...

Muy acertado, el sufrimiento es parte de la esencia de esto, pero no de la manera que lo entiende la mayoría de la gente, pero si sufrimiento al fin y al cabo, y eso tiene que saberlo el que empieza. Un saludo

David Antolín dijo...

Paco, tienes razón.
Para prepara una distancia larga hay que preparase bien.
Nos hacemos seguidores de tu blog.
Saludos.
www.gesfiesports.com

David Antolín dijo...

Hola Paco, muy interesantes tus opiniones. Te seguimos desde gesfiesports.
Tienes razón en que las distancias largas hay que prepararlas bien. No hay que ser intrépido y arriesgarse a una lesión, etc..
Saludos

Celina dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que dices! y además, yo personalmente pese al paso de los años, sigo teniendo una barrera los primeros 30 minutos un poco dura, es como que arrancar siempre le cuesta al cuerpo. Eso sí, pasados esos 30 minutos... es una delicia

Novatillo total dijo...

Cuanta razón tienes.
Creia que ya lo había leído todo, pero ayer lei un tuit de una persona que preguntaba si podía terminar un maratón entrenando 8 semanas empezando de 0.
Tenía que leer tu entrada obligatoriamente

RA dijo...

Depende de si te has fijado una meta o no, si no quieres nada en especial da igual el tiempo o la velocidad, lo que camines o lo que corras. La cuestión va más allá. Es no imaginarse nada distinto de lo que de verdad queremos. No hay que ir muriendo cuando lo único que se quiere es rodar 25 minutos suave.

Otra cuestión es el corredor que busca recuperar la forma, ahí te diría que esto es un mundo aparte.