"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

jueves, 12 de junio de 2008

FEDERICO RUIZ ORTIZ Y JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZ ROMERO


Ya comenté en una entrada mi antigua afición por la espeleología, entre finales de los 70 y principio de los 80. Mis amigos y yo nos hicimos socios de la Sociedad Excursionista de Málaga, que tenía su sede por aquellos años en la Calle San Juan. Había varias especialidades, entre montañismo, excursionismo, esquí, espeleo y claro nosotros nos apuntamos a la sección de cuevas y simas.

En la directiva estaban dos jóvenes de veintipocos años llamado Federico, casado y con dos hijos, que regentaba una tienda de fotografía y José María Policía Municipal y soltero. Eran dos expertos en la montaña y cuevas, tan expertos que pertenecían al Grupo de Rescates Especiales y Salvamentos (GRES) de nuestra provincia. Los fines de semanas nos dedicábamos a topografiar cuevas y simas, con nuestros carbureros y cascos en aquellas salas inmensas y llenas de estalactitas y estalagmitas.

José María era un joven imparable, siempre estaba haciendo cosas y pendiente a que nuestros arneses y mosquetones estuvieran en condiciones de uso, ponte aquí y ahora allí, y nosotros allá que íbamos. Me acuerdo que cuando iba en mi Derbi camino al trabajo, a veces me veía y me obligaba a parar, el con su traje de guardia, siempre me pegaba el susto madre.

Federico era mas reservado, siempre encimas de los planos topográficos con su cigarro encendido, pero dispuesto a firmar lo que sea para llevarnos el material de turno y muy atento a nuestras frecuentes preguntas de tal sima o tal cueva.

En Octubre de 1985, junto con Juan Antonio Gutierrez Nayorga, lograron de bucear los 520 metros de longitud en la cueva de Zarzalones I, en el termino municipal de Yunquera, Málaga. Con este logro se llegó a convertir en la cavidad inundada más grande de Andalucía y la tercera del país.

Al tiempo dejé la espeleo y no volví a ver a mis amigos Federico y José María, a los pocos días de esa gesta, encontraron la muerte en una gruta sumergida, haciendo espeleobuceo en la Provincia de Leon. Sus cadáveres fueron rescatados por J.Antonio Mayorga, amigos de ambos y compañero de esta gesta anteriormente nombrada. Federico con 28 años y José María con 26 dejaban un gran vacío en el mundo de la espeleología, por no decir el gran dolor e impacto que nos causó a todos sus pérdidas.

17 comentarios:

Sylvie dijo...

Jo...qué penita me ha dado saber ese final para ambos...
Mira que me estaba dando risa lo de que Jose María te parara con la derby o que Federico fumase mientras miraba los mapas...y me he quedado helada al leer que los dos murieron.

Desde luego que debió ser duro y trágico para todos. Como único consuelo siempre queda lo de que murieron haciendo lo que les gustaba.

Besitos.

Francisco Castaño dijo...

Vaya historia, pero murieron haciendo lo que les gustaba, aunqeu esto no deja de ser duro, sobre todo para las familias.

En cuanto a lo de la Derbi, ya nos harás un post sobre ella.
Aun me acuerdo que ponia en el cubre motor, Campeona del Mundo, uff.. que peligro, ya me vuelvo viejo, jeje.

Saludos.

German Alonso dijo...

Tengo que decir que me da el mismo miedo que admiración esta actividad. La montaña, al igual que el mar, tienen algo hermoso y a la vez traicionero y si las juntamos el efecto se multiplica.

Sólo nos queda el consuelo de que murieron haciendo lo que más les apasionaba.

Abrazos, Germán.

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Me encanta visitar cuevas en cada viaje que hacemos. Pero son cuevas "seguras". Lo de la espeleología ya es otro tema muy diferente. Pero comparto ese comentario de que si murieron haciendo lo que les gustaba...

Jesus Lens dijo...

Uf. Uno de los deprtes más peligrosos que existen. Madre mía, Paco. Me has puesto los pelos como escarpias.

CarLitros dijo...

Me has puesto la piel de gallina, pero creo que con este post honras aún más su gesta y traes más cerca el recuerdo de esas dos personas que sin duda dejaron una huella imborrable en tu vida.

Grimo runner dijo...

Muy emotiva la entrada, siento mucho lo de estos chicos, supongo que en el fondo ellos sabían que algún día podria pasarles, es una lástima porque con tanto cabrón que hay por el mundo siempre se van los mejores.

Un abrazo.

Paco Montoro dijo...

Sylvie, en su momento fué un palo duro, fijate han pasado 23 años y me acuerdo de ellos perfectamente..
Besos

Francisco y es que tenemos nuestros añitos...yo con mi Derbi preparada a 74cc pasé muy muy buenos años con ella...¡que bien me lo pasaba!
Saludos

Germán todos coincidimos con eso, murieron haciendo lo que mas le gustaban...
Saludos

Gregorio toda precaución es poca allí dentro, y si encima pones por medio lo subacuatico, mas aún.
Saludos

Jesús es un deporte que todavía me gusta y al ver los documentales sobre el tema, se me ponen los ojos como bolas...
Saludos

CarLitros, hice esta entrada por ellos, se lo merecían sin duda.
Saludos

Grimo pero eso siempre pasa...siempre se van los mejores!!!
Saludos

manolo morales dijo...

Aunque sea a destiempo, no me resisto a matizar eso de que siempre se van los mejores. Y es que no deja de ser un tópico más. Sin tener que irnos muy lejos, sólo hay que recordar cómo después de 23 años siguen en tu memoria. Y eso, como ha dicho Carlitros, te honra y -aquí está el matiz- te sitúa también entre esos "mejores". Un abrazo,

Paco Montoro dijo...

Gracias Manolo. Si hay algo que marcan nuestras vidas, son los amigos. Sus perdidas tan de repente y sin esperarlas fue un palo muy duro para sus familiares y conocidos.

Un abrazo

silvia dijo...

hola paco soy hermana de Jose Maria llevas razón despúés de 23 años es imposible olvidarlo, yo viví aquello con solo 14 años y aún hoy recuerdo cada detalle con toda claridad. Me alegra saber que todavía lo recuerdas, aunque me consta que como tu hay mas personas, lo digo porque aun hay gente del grupo que sigue llamando a mi madre. Gracias por tus comentarios y por contar lo divertido que era, la verdad es que nos reiamos mucho con él cuando venía contando sus aventuras, sobre todo, y tu lo sabras que lo conociste, por lo expresivo que era narrándolas.Mientras alla personas que lo sigamos recordando (y somos muchos) nunca morirá

Paco Montoro dijo...

Hola Silvia, me ha emocionado mucho tu comentario. Tu hermano influenció mucho en mi, como persona y amante de la aventura. Su perdida,junto a la de Federico, fue un duro golpe y a pesar de los años transcurridos nunca lo he olvidado, personas como el, es muy difícil que caiga en el olvido. Quería, desde que abrí mi blog, rendirle un pequeño homenaje, para que las gente supieran de el (ellos), y que sus gestas no pasaran en vano.
Gracias por entrar en mi blog y por tus palabras.

silvia dijo...

Gracias a ti, por tus palabras y por tu cariño hacia ellos

Anónimo dijo...

Hola campeon:
Gracias por tus recuerdos tan cariñosos para con los amigos Federico y Jose Maria.

Un abrazo fuerte de los que seguimos en la espeleologia.

José Antonio Pérez Berrocal.-

Paco Montoro dijo...

Gracias Berrocal, ellos se lo merecen y mas. Habrás visto tu firma en mi antiguo carnet que todavía conservo. Celebro que sigas con la espeleología, afición que conservo pero que no practico. Un abrazo

MERCEDES VERDUGO GARCIA-NENA- dijo...

HOLA PACO¡ SOY NENA (MERCEDES VERDUGO), HACE POCO QUE HE DESCURBIERTO, (MAYORMENTE POR NOTENER SUFICIENTE TIEMPO), LO QUE SE ESCRIBE EN LOS DISTINTOS BLOGS SOBRE ESPELEOLOGIA ENTRE LOS AÑOS 70 A LOS 90, ESTÁ MUY BIEN, PERO HAY INFORMACIÓN QUE ESTÁ UN POCO DISTORSIONADA, NO OBSTANTE GRACIAS POR RECORDAR A TRAVÉS DE TUS LINEAS A DOS GRANDES DE LA ESPALEOLOGIA, MAESTROS , COMPAÑEROS Y AMIGOS, FEDITO Y JOSE MARIA, SALUDOS DESDE NENA

Paco Montoro dijo...

Gracias Mercedes por tu comentario, aparte de excelentes profesionales de la espeleo, eran grandes personas. Saludos