"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

viernes, 18 de mayo de 2012

Lesiones invisibles




Todo aquel que esté enganchado a esto del correr, o running que queda como mas guay (¿?) entenderá muy bien lo que voy a tratar de describir, según mis propias emociones. La palabra no es otra sino LESIÓN con mayúscula. Hay muchos tipos de lesiones, pero voy a tratar de una de ella, la denominada invisible.


Yo catalogo la lesión denominada invisible aquella que cuando andas como cualquier persona, no cojeas. Es decir que sufre una especie de dolorcillo interior que no te impide ir de aquí para allá pero que estas deseando de llegar a casa para sentarte y tumbarte en el sofá para levantar esa pierna que tienes jodida. Desde primeros de año estoy con mi rodilla derecha así, a veces mejor y otras peor. También, como el que no quiere la cosa, desde primero de mayo me aparece una lumbalgia que parece ir remitiendo en estos momentos


Está claro que los amigos corredores que me ven con un aspecto flaco, me dicen que estoy en forma. Sé que es lo normal, corredor enjuto igual a plena forma. No es mi caso es estos momentos. ¿Y qué te pasa? La rodilla, la cintura ¡ah! Este me está tomando el pelo.


Así es la lesión invisible, encima que estoy jodido, no te creen. Y lo peor de todo es que no corro y si no corro, pues la verdad sea dicha, no soy feliz. Así que con esta España hundida, con recortes y tijeretazos por todos los lados, atacando siempre al ciudadano de a pie, pues encima esto de no poder correr para relajarme y evadirme de todo lo problemas.


Siento impotencia ya que en marzo y abril estaba muy bien, con una media de 5 a 6 dias de correr, unos 70 kms semanales, series cortas y largas, circuitos de 15 kms de cuestas, la verdad que estaba muy bien, hasta que apareció la lesión invisible. A tomármelo con calma y a ver si para el próximo lunes, puedo al fin correr.

11 comentarios:

Alex dijo...

Deseo que poco a poco te vayas encontrando mejor, en lo físico y en lo anímico.Siempr es un gusto lsaber de tí aunque no sena buenas noticias.
un abrazo

RA dijo...

Espero que el lunes haya desaparecido la invisible. Cuando nos quejamos lo hacemos con razón aunque hay que hacer un esfuerzo y saber que más tarde o más tempranos nos recuperaremos y que el mundo no se acaba hoy. A mi cuñada le han diagnosticado una lesión mientras entrenaba para hacer sub 3.00 y no puede correr más que un par de días suaves para el resto de su vida. Retiro lo anterior, el mundo puede acabar cualquier día. En cualquier caso un abrazo y mi ánimo que se lo que estás pasando.

Gonzalo Quintana dijo...

Animo Paco, cuando son invisibles igual que vienen se van.

Abuelo Runner dijo...

Joder el Tio de la Vara no perdona y esta repartiendo por todos lados... me pensaba yo que era el único lesionado.
Pues si amigo Paco, yo puedo andar, montar en bici, hacer pesas, elíptica e incluso correr unos cuantos km hasta que aparece la molestia y me obliga a parar, es una lesión INVISIBLE?.

davidp3 dijo...

Venga Paco, un poco de descanso tampoco te vendrá mal, ni a ti ni a tus articulaciones y tendones.

salu2 desde Matrauilandia.

Francisco rodriguez dijo...

Hola amigo, me gusta el nombre que le has puesto a tu blog, "correr para vivir mejor". Pues esas lesiones invisibles la verdad que son un fastídio pero aveces aparecen, espero que te recuperes lo antes posible y vuelvas a correr que es lo que más nos gusta, seguiré tu blog, un saludo.

Javi dijo...

Animo y espero que te recuperes pronto , o sea que el lunes a correr!
Un saludo.

Sergio dijo...

La verdad es que te entiendo perfectamente ya que estoy en la misma situación que tu. Desde hace un tiempo me acompaña esa pequeña "sensación" que no impide para nada hacer la vida diaria pero que no veas como molesta para correr.

Mucho ánimo...

David dijo...

Desearte pronta recuperación y mucha paciencia, quema tiempo y energías en la pileta si puedes hasta estar mejor, yo lo hice y me resulto.
Animo compañero!!!

MASTER OF DARK dijo...

Ánimo, Paco!
no hay peor cosa que no correr, así que de corazón te deseo que esa lesión se vaya tal cual vino y te deje ser una persona.

Un bexo grande

Yaniré

Tania dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.