"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

martes, 15 de octubre de 2013

La hora mágica





Saca una hora para ti, inviolable y de uso exclusivo. Ésa hora debe de estar reservada para correr. De las 24 que tiene el día, hagan cuenta, por mucho que trabajemos, por mucho que tengamos que atender a nuestras familia, esa hora debe de ser sagrada. Algunos la sacan de su almuerzo al medio día, otros a su dormir, otros de ese descanso para ver la televisión, da igual, si hacemos cuenta, si nos ponemos a pensar detalladamente sobre ese cuadrante escrito y dibujado en un folio, esa hora la sacaremos como sea. 

Ya la tenemos, ahí está, pongamos una hora posible, de 20 a 21hora, de acuerdo ahí está. Salvo una excepción, la vamos a respetar. Si por hache o por be no podemos, siempre está el plan"B", de 21 a 22 o de 19 a 20 horas. Ok, la tenemos fijada y la vamos a comunicar a nuestra pareja, ya sea esposa o esposo y llegar a un acuerdo para que no halla malos entendidos.

Ya sabemos que esa hora va  a ser de uso exclusivo, una hora individual, yo la denomino, mi hora mágica. Ahí me olvido de todo problema y si los tengo, a los 20 minutos ya he encontrado solución. Aveces no encuentro respuestas a mis preguntas, la razón es bien sencilla, ya no hay preguntas, en esos primeros 30 minutos todo fluye y lo peor del día, pasa a otro plano, estoy en otra dimensión en donde estoy en paz con el mundo y conmigo mismo. Esa hora de correr limpia mi alma, mis malos humores y veo las cosas de otro modo y con otras perspectiva.

El mundo va mal, pero a mi no me queda otra que seguir en la lucha, en el día a día y ésa hora, me es necesaria. es como el amigo que no tienes o no te comprende. En un libro leí que un corredor le dijo a un parroquiano que él se encontraba mas cerca de Dios en su carrera que él en su iglesia.

Ustedes veteranos, sabéis de que os hablo y a los que comienzan, lo intuyen, saben que en sus cuerpos y mentes pasan cosas extrañas mientras corren, cosas placenteras, correr en esa hora al día se convertirá en nuestra hora favorita y nuestras familias lo saben, cuando entramos en casa lo reflejamos en nuestros rostros.


Salud, kms y un gramo de locura


14 comentarios:

Barroso dijo...

Preciosa entrada amigo Paco es la verdad es nuestra puta hora por que aveces tantos inconvenientes si tan solo con esa hora de carrera soy feliz, cierto todo lo que has dicho ,un abrazo

Halfon Hernandez dijo...

Que razón tienes en la hora mágica!!

Lo malo es que cuando andas en ultra preparaciones ya tienes que negociar otros tiempos.

Run Like GEL dijo...

Mi estimado, me identifico fielmente con lo que acabo de leer. Fué casi como verme al espejo. Gracias por escribirlo. Felicidades y saludos desde México
http://www.cronicasmaratonytriatlon.blogspot.mx/

Abuelo Runner dijo...

Pedazo de marca que solo se logra con trabajo y esfuerzo.. felicidades Paco, ya que en su momento no te conocia.

Epicteto dijo...

Buena entrada; y efectivamente esa es la hora mágica que tanto nos ayuda , sobre todo cuando la cosa se pone dura

Miguel dijo...

Buenas Paco.
buenisima la entrada.
Totalmente identificado contigo.
Todo iria mucho mejor si muchos mas se tomaran una hora magica.
UN saludo y al lio! :)

Bel_ga_rion dijo...

Esa hora es sagrada, pero todos los días... alguno habrá que descansar jeje.

Tomás Soria (Tomypeck) dijo...

Te entiendo perfectamente, la pregunta no es si hoy voy a salir a correr?, la pregunta es a que hora voy a salir a correr? Saludos

Miguel dijo...

Muy bonito y totalmente cierto, Paco.

MMV dijo...

Gran entrada, maestro. Como siempre. Un abrazo

Novatillo total dijo...

Cuanta verdad hay en esta entrada. Cuanto bien nos hace esa hora mágica.
Un saludo.

Manuel dijo...

Como me ha gustado tu entrada y la foto también, yo tengo la misma pero 11 años después y 53seg de diferencia en el crono.
Saludos.

maratonman dijo...

Magnifica entrada Paco,magnifica entrada, al final hay que organizarse y listo, todo es cuestion de eso.Que grande eres ilustre Paco¡¡¡.
Un abrazo.

Antonio Serrano dijo...

No es mucho pedir. Yo diría que es necesario. Todos lo deberíamos tener; incluso el que no sea deportista debería tener un rato al día para sí mismo. En nuestro caso, el del corredor, como bien dices Paco, es el momento en que cuerpo y mente se funden. Todo está más claro cuando terminas.
Que no nos falte esa hora codiciada y egoísta, a la vez que generosa; ya que revierte despues desinteresadamente en los que nos rodean.

Gran entrada Paco.

,,!,,