"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

martes, 18 de diciembre de 2007

VESTUARIO MÓVIL



Para correr en los circuitos de costumbre tengo siempre que desplazarme en mi coche, siendo este mi vestuario móvil, donde suelo cambiarme. También por motivos de trabajo cargo mi mochila por la mañana y ya vuelvo a casa con las tareas cumplidas, las del trabajo y entrenamientos.

Por esos motivos mi coche se transforma en un vestuario, algo estrecho pero pasable. En estos días de viento frío me cambio dentro, así me protejo de las inclemencias del tiempo. Imaginarse el plan, un tío en calzoncillos rodeado de toalla, zapatillas, ropa del día, ropa de deporte, bolsas,un caos vamos.

En una ocasión después de entrenar en un día de lluvia estaba en ese plan, con el agravante de estar los cristales empañados a causa del calor corporal, cuando de pronto me abren la puerta y era un poli. Yo en pelotas y lo único que le dije fue que había terminado de correr y el tiempo no estaba para cambios afuera. El me contestó que como era un corredor eso había que respetarlo, cerró la puerta y yo seguí a lo mío, pero el corazón se puso como hacía un momento en las series.

Suelo llevar en el "vestuario" las zapatillas, desde que me las compro no salen sino para entrenar y lavarlas, por si se me olvidan. Papel higiénico (nunca se sabe), periódicos para las zapas mojadas, pomadas y vaselina. Esto es fijo.

Si abrimos mi coche veremos algunos envases de botellas de agua o bebida isotónica vacía o llenas. imperdibles e incluso dorsales a veces.
Y en verano es todo esto pero con la sombrillas de la playa, sillas, chanclas, etc. Menos mal que tengo una furgoneta mixta, y se agradece el mayor espacio.

9 comentarios:

Francisco Castaño dijo...

Aqui no queda otra que buscarse la vida, si para entrenar tenmos que improvisar vestuario, pues se hace y punto.
Me imagino la cara del poli cuando te viera je je je...!!!

Saludos

JOSE ANTONIO FLORES VERA dijo...

Paco, a veces he hablado de la configuración de nuestros maleteros, sobre todo cuando corremos en competición, y suelo contar el rito que solemos iniciar los corredores antes de correr, encontrándonos las cosas mas inimaginables. De hecho, hay veces en las que cosas que no encuentro en casa, llevan meses en el maletero (unos guantes por ejemplo),pero hay que reconocer que lo tuyo es de nota, lo cual demuestra que cuando se quiere correr nada ni nadie (ni el policía) lo habrán de impedir. Tu caso es excepcional y representa el vencimiento de la voluntad de correr ante las dificultades materiales y temporales. Una verdadera muestra de afición para todos nosotros.

Abel dijo...

Sencillamente genial la descripción, Paco, de tu vehículo-vestuario. Me imaginaba una especie de arca de Noé, pero en vez de parejas de animales, con pares de zapas, camisetas, calcetines, ungüentos, guantes...etc.
Como dice el chiste: "ahora que habíamos aprendido a decir "fragoneta", resulta que se llama "volovolumen".
Un abrazo Paco, y envidia me dá tu preparación para afrontar todos los avatares que implica correr a diario.

paco Montoro dijo...

Todo un poema Francisco, todavía la recuerdo , pero el susto que me dio para mi queda, ja,ja,ja. Saludos

Jose Antonio los corredores hacemos a veces las cosas mas disparatadas para hacer nuestra hora de carrera. Un saludo.

No creas que hay mucha deferencia entre el Arca de Noé y mi "fragoneta" Abel. La verdad que cuando me levanto lo que no quiero es que no me duela nada para seguir entrenando. Un saludo y disfruta de esas cenas que te quedan de empresas, ya vendrá Enero para bajar los excesos.

Patón dijo...

Jajajaja. Lo del poli,,, impresentable. Fijo que el tío iba esperando encontrarse una sesión de porno en vivo ;-)

La impedimenta del corredor. Qué importante es. Este verano, le pedí a mi chica que me hiciera la bolsa para bajar a la playa en cuanto terminara de currar.

Se olvidó las zapatillas.

En la playa, tenía unas viejísimas, de esas que da pena tirar. Salí a correr con ellas. A mitad de camino, destrozadas por el uso y la humedad, empezaron a destrozarse, llegando a casa con la suela entera despegada, como un indigente andrajoso.

Tre-mendo.

Sylvie dijo...

Qué risa con el poli...

yo también me cambio muchas veces en mi coche...que como tiene los cristales de atrás negros, pues por regla general no se me ve...
(una vez, en una carrera, se pusieron 2 tíos a mear frente a mi dentro el coche...claro, ellos no me veían...pero no veas qué afronte salir yo de allí cuando acabaron!!!).

besitos.

paco Montoro dijo...

Patón me parece que el policia esperaba ver algo parecido, pero sorpresa sorpresa, un tío "to sudao" en calzoncillos con una cara que "pa que".
Por eso nunca saco las zapatillas del coche. Saludos

Silvie: No se que cara pondrían los tipejos si te vieron de salir del coche...pero me imagino que hiciste tiempo para ver si se iban. Besos

Abel dijo...

Paco, esta mañana he pasado por Torremolinos y ví anunciada la Media Internacional de esa localidad para el día 3 de enero, ¿que datos tienes sobre la misma?...solo se trata de curiosidad, pues no había oido hablar de ella, por supuesto soy un neófito en estas lides.
Saludos

paco Montoro dijo...

Abel tengo delante de mi el triptico y es para e día 3 pero de febrero. Es una media bastante dura, gratis y bien organizada. Un saludo