"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

domingo, 21 de junio de 2009

Reflexiones de George Sheehan


“¿Quien soy? Déme una mirada.


Soy un corredor. Años atrás, esta afirmación habría significado para mí poco más que la elección accidental de un deporte. Una actividad con que llenar parte de mi tiempo libre elegida por una razón tan superficial como la actividad en sí.

Ahora estoy más entrenado. El corredor corre, no porque es demasiado delgado para el rugby, porque no tiene la suficiente habilidad para hacer pasar una pelota a través de aro o porque no puede acertar con el bate a una pelota.

Corre porque tiene que correr. Porque siendo un corredor, avanzando a través del dolor, del sufrimiento y la fatiga, al imponerse un esfuerzo tras otro, al eliminarlo todo excepto lo necesario para la vida, se realiza a si mismo y se convierte en la persona que es.

He abandonado muchas cosas en este proceso de transformación. Ninguna fue un sacrificio. Cuando algo se hizo claramente prescindible, no hubo problema en pasarme sin ello. Y cuando algo se hizo claramente esencial, no hubo problema en aceptarlo junto con todo lo que representara.

Desde fuera este mundo del corredor no parece natural. El cuerpo, castigado; los apetitos, negados; las satisfacciones, diferidas; las motivaciones que impulsan a muchos hombres, ignoradas.

Veo esta simplicidad como mi perfección. No obstante, a los ojos de mis observadores la imagen es completamente distinta. Mi éxito en apartarme de las cosas y de la gente, de las ambiciones y deseos corrientes, es visto como descuido y desinterés, como prueba de desapego y de deseo de no comprometerme ni colaborar.

Que le vamos a hacer....Una más amplia visión del mundo podría incluir la posibilidad de que tales personas son necesarias. Que el corredor que arde solo con una llama en una carretera solitaria se comprometiera y colaborara. Y mientras que un mundo compuesto únicamente por corredores sería impracticable, no se podría vivir en un mundo desprovisto de ellos".

16 comentarios:

Quique dijo...

Bonita entrada Paco, pensamientos muy profundos de un corredor experimentado.

Un saludo
Quique

CarLitros dijo...

Me gusta lo que has puesto.

Un abrazo amigo

MASTER OF DARK dijo...

Vaya sabiduría!!! Y como nos identificamos con lo que dice.

Muy buena entrada

Un bexo

Yaniré

Jaime N@v dijo...

Me gusta... corro porque tengo que correr.
Un abrazo.

Alfa79 dijo...

No estaría mal un mundo lleno de corredores por todas partes.
¿ Te imaginas a todos tus familiares, amigos, vecinos, conocidos, etc. corriendo a la misma hora todos los días y por los mismos lugares ?

Además de practicar salud física, se practica y se ejerce la salud mental. Se refresca el cuerpo y la mente.

Un abrazo. Toni Sagrel.

maratonman dijo...

Hay tantas razones para correr o no correr como gente en el mundo,lo cierto es que para mi el arte,el merito y el gran reto es convertir el correr en algo tan natural como cualquier otra actividad que realizamos cada dia con constancia y sin ninguna interrupcion,el que lo consiga sera el gran artista de este deporte.
Un abrazo y muy buena entrada.

Rafa González dijo...

Llega un momento que correr deja de ser un deporte y llega a ser parte de uno.
Gran entrada, Paco.
Saludos

German Alonso dijo...

Es cierto que existe una continua lucha por lo que vemos nosotros y cómo nos ven desde fuera. Es difícil hacer entender a nadie que no corre que el dolor de la carrera es en sí una recompensa y que ese dolor nos impulsa a querer mejorar. Eso genera a nuestro alrededor un aura de excepticismo e incredulidad que a mi me pone. Abrazos.

Francisco Castaño dijo...

Me tengo que conseguir yo el libro, creo que todos deberíamos aprender de él.

manuel binoy dijo...

Nada más que añadir. Entrada perfecta y emotiva. Un abrazo.

Paco dijo...

Que grande Paco...

Juanito dijo...

Está claro que cada uno corre por un motivo y lo cierto es que correr clarifica mucho la mente de cara a nuestra vida cotidiana, aunque es una droga que no veas, pero bendita droga! jejeje, buen post Paco, un saludo.

Víctor N. dijo...

Preciosa entrada, como me identifico.

Un saludo
Víctor.

manuelbinoy dijo...

Te estoy enviando las buenas sensaciones. Deseo que las recibas pronto y bien. Saludos

Guillermo dijo...

Alguien va a NY este año? Yo voy con mi hermano. Nos podéis seguir en www.nosvamosany.blogspot.com

KARLITOS dijo...

Muy buena reflexion sobre las cosas del correr y que solo los que corren saben de que se trata . Un saludo .