"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

domingo, 28 de junio de 2009

Las personalidades del corredor



Repasando entre mis carpetas de corredor, donde guardo recortes de prensa, folletos y un largo etcétera de todo lo relacionado al correr, encontré este folleto, espero que os guste y a ver con cual os sentéis mas identificado.Añadir imagen
LAS PERSONALIDADES DEL CORREDOR:

Cuando decidimos pasar a una vida distinta e incluimos en este cambio la práctica del atletismo, pasamos por una transformación muy curiosa. Desde aquella figura sedentaria hasta la figura atlética y predispuesta a recorrer kilómetros sin ningún complejo, se perfilan una serie de cambios que pueden darnos una visión bastante bien distinta de nosotros mismo ante el espejo y ante los demás. Sin embargo, no todos los practicantes de atletismo han realizado una metamorfosis completa. Algunos han partido de un punto intermedio; otros, en cambio, desde el principio. Sea como fuere, daremos vía libre al sentido del humor y que cada uno se identifique con cualquiera de estas personalidades.

EL PRINCIPIANTE:

Es la fase mas difícil, ya que no solo debemos de adaptar nuestro cuerpo a la nueva rutina, sino que además el estilo de vida cambia gradualmente. Es posible que a nuestro principiante sus amigos y familiares no le apoyen mucho, ya que, o bien el atletismo no entra en sus vidas o ven su nueva actividad como un capricho temporal. Nuestro corredor es poco constante, si hace mal tiempo, no correrá, o buscará cualquier excusa para no hacerlo. Cualquier tentación será fácilmente aceptada por su voluntad: una invitación al cine a su hora habitual de entrenamiento, deslices en la dieta que acaba de imponerse. ¿Lo mas difícil para él?. Entrar en un concepto de disciplina y autocontrol.

EL AFICIONADO:

Empieza a disfrutar corriendo. Puede incluso haberse creado un grupo de compañeros de fatiga y ninguno de ellos tienen aún grandes pretensiones. La salud y el divertimiento son sus objetivos. Los planes de entrenamientos no entran en su rutina. Esta es una etapa donde nuestro protagonista intenta imitar ciertos aspectos y gestos que ven en los corredores más experimentados y donde el ansia por progresar en su nuevo "hobby" le llevará a pedir consejo a compañeros con más tablas y dedicación. Las lesiones son un factor determinante en su moral, pueden desanimarle por completo o generar un estado de angustia y ansiedad que le provoquen un empeoramiento de su estado, Correr es algo que le divierte y no va a dejarlo por una pequeña molestia aquí o allá.

EL "CARRERAS":

Nuestro personaje empieza a conocer el mundillo atlético y a documentarse de manera indiscriminada. Corre cualquier carrera que se le ponga por delante sin fijarse en distancia, calendarios o intensidad. No entrena con un objetivo, pero entrena, ¿para que?, ganar a su grupo de amigos y vivir el ambiente de las carreras. Suele sobreentrenarse y sufre lesiones con frecuencia. Sin embargo, vive el atletismo intensamente y eso a veces le provoca cierto excesos que se le lleva a estados periódicos de irritabilidad.

EL CORREDOR:

Con mas experiencia, nuestro amigo sabe establecer periodos de entrenamiento y de descanso. Utiliza las competiciones como preparación para otras mas importante y es consciente de sus propias limitaciones. Empieza a plantearse ser dirigido por algún monitor o entrenador e incluso forma parte de un club de atletismo.

EL ATLETA:

Punto y final. Ha conseguido la transformación completa. Sabe establecer los periodos de recuperación dirigido por una persona especializada, y lo que fué una rutina de ocio se ha convertido practicamente en una "profesión". Conoce su cuerpo y sabe interpretar sus avisos y prever cuándo debe bajar intensidad y de qué forma hacerlo. Es disciplinado y se plantea unos determinados objetivos y para ello utiliza una planificación anual que le lleven a conseguirlo. La falta de apoyo familiar y de su círculo de amigos se ha convertido en admiración. Ya no es un viejo pasajero, es un atleta y, como tal, es tratado con respeto incluso por aquellos que no veían la práctica atlética como algo posible en su persona




20 comentarios:

CarLitros dijo...

Bonito artículo, y además creo que bastante acertado, con las fases más importantes por las que se pasa...

Un abrazo

maratonman dijo...

Una transformacion que no todo el mundo consigue,muchos quedan en el camino,solo los privilegiados con fisico para este deporte llegan al final con independencia de las marcas que alcancen.
Muy buen articulo Paco.
Un abrazo

MASTER OF DARK dijo...

Paco:
Me ha gustado mucho el artículo, aunque creo que habrá quienes estén (estemos) en una mezcla de varias de estas fases, lo que lo hace aún más divertido.

Un bexo

Yaniré

Jesús Carlos dijo...

Bordado. Está bordado. La pregunta es... ¿yo quién soy?
Lens

Grimo runner dijo...

Yo todavia estoy en la de aficionado y supongo que me quedaré allí porque me gusta. Un abrazo.

German Alonso dijo...

Es genial. En mi caso creo que he pasado por varias fases y me encuentro saliendo de la fase "carreras" y sentando más la cabeza en la de "corredor". Aún así creo que me quedan retazos de todas las fases.
Saludos.

Jaime N@v dijo...

Conocía el articulo, muy bueno.
Un abrazo.

Tonitom dijo...

Muy buena entrada.
Me incluyo dentro de la categoria "el corredor".

Juanito dijo...

Que buen post Paco, yo aún soy aficionado pero espero escalar poco a poco en el escalafón "made in Paco", jeje, un saludo.

Rafa González dijo...

Muy bueno! Me identifico con varias,creo que he ido pasando las fases que describes y ahora trato de posicionarme dentro de El Corredor..Saludos

Crazysoul dijo...

Muy interesante artículo, sin duda he pasado por todas y cada una de las etapas, en estos momentos me encuentro en la etapa "el corredor", tal y como se describe.
Saludos amigo,un abrazo

Paco dijo...

Todos tenemos algo de cada uno no te parece Paco? genial entrada
un abrazo!

javi dijo...

Está divertido el artículo. Me quedaría con aficcionado-corredor, aunque el % de cada uno no sabría decirte :)

Un abrazo

Carito dijo...

Me apunto al comentario de Paco: todos tenemos algo de todas las etapas, aunque lo ideal es llegar a la de atleta. Por lo Pronto me conformo con la de corredor.
Espero que tus sensaciones vayan mejorando.
Cuidate.

Francisco Castaño dijo...

Yo creo que tengo un poco de cada uno, o al menos de varios de ellos.

MaTrisa dijo...

Paco, muy buena crónica!! No sé en qué fase me encuentro ahora exactamente, pero lo que sí sé es que quiero se ATLETA.

Un abrazo campeón!

gitanocorredor dijo...

Paco cada vez te superas mas, algun dia habra que hacer una seleccion e imprimir las mejores que sera dificil, creo que todos en general hemos pasado por todas o en un cliclo anual jejeje, pero en general seguimos luchando por la última ser ATLETA (que palabra mas guapa) ATLETA.

Guillermo dijo...

Alguien va a NY este año? Nosotros si
www.nosvamosany.blogspot.com

Quique dijo...

Genial Paco, está calvado...yo creo que estoy en la fase de "el carreras"....ja,ja,

Un saludo
Quique

Fer dijo...

Muy interesante.
Slds