"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

martes, 28 de mayo de 2013

Corriendo con inteligencia



El otro día me tropecé con un viejo amigo corredor, desde mis inicio hemos compartido cientos de kilómetros  y una gran multitud de carreras y maratones. A groso modo hablamos de todo, de la vida y como no, del correr.  Tanto uno como el otro, no atravesamos nuestros mejores momentos deportivo. Así que cualquiera que  escuchara nuestra conversación , las ganas de correr se las quitábamos en un santiamén.

Estás cosas suelen pasar, los corredores solemos tener bastante problemas con las lesiones, sobre todo si hemos sidos o somos unos cafre y hemos abusado de nuestra buena forma física. El cuerpo pasa factura y se nos manifiesta en forma de molestias que suelen acabar con dolores y en el peor de los casos de forma crónica. 

¿Pero quien se resiste al gozo de correr? Ya se que se puede disfrutar también corriendo con inteligencia, pero es difícil y complicado contenernos y en vez de hacer cincuenta  kilómetros a la semana, queremos hacer setenta o cien. Los kilómetros pueden ser una droga dura, aunque para mí ése se puede no es una duda, es una verdad como un templo. Estar al filo de la navaja es una gran sensación, y si el cuerpo nos lo permite, es complicado resistirse a la tentación.

Yo, lamentablemente, hago de tripas el corazón. No es porque  quiera, sino porque me es imposible correr mas de lo que hago ahora, la culpa es de una maldita  lesión ya longeva por el tiempo que lleva conmigo. 

No me arrepiento de haber hecho barbaridades, es más si pudiera  las volvería hacer, es mas, las voy a hacer cuando el cuerpo me de una tregua. Mientras debo de ser conservador, no tengo mas remedio, prefiero correr despacio a no correr nada, prefiero correr treinta minutos a a no correr nada, esa es una de las consecuencia de ser un corredor empedernido como yo, no cambio media hora de carretera por media hora de sofá, mi cuerpo y mi alma me lo agradecerá. 

10 comentarios:

José Antonio Flores Vera dijo...

Con esa filosofía es imposible detenerse por completo. Podemos vencer a nuestro cuerpo si somos positivos. Y tu en eso ganas por goleada. Ánimo, Paco.

Gonzalo Quintana dijo...

Defines perfectamente el sentimiento de un corredor. Esto no va de vivir más sino de vivir con calidad.

Alex Uriarte dijo...

Apreciamos más las cosas cuando las perdemos, pensamos que la salud y la ausencia de lesiones es eterna, pero no es así

Manuel dijo...

Solemos salir a correr siempre con algún dolor pero al paso de los minutos se pasa y empiezas a disfrutar, el día que sales sin que nada duela te pasar de rosca y vuelta al lio, pero es un bucle o una espiral de la que no podemos o mejor dicho, no queremos salir.
Animo.

Halfon Hernandez dijo...

Paco efectivamente algo de droga es, pero como no lo va ha ser si nos proporciona bienestar?. Aunque sea contradictorio con los dolores, lesiones y cansancio es bienestar lo que sentimos cuando hemos llevado nuestro cuerpo hasta el límite.

Si es media hora pues media hora pero con intensidad.

Miguel dijo...

Como te entiendo, Paco, y eso que yo llevo tiempo en un momento dulce, pero llegarán los problemas, nos pasamos y no lo podemos evitar.

Leo Delgado dijo...

SI Paco es preferible correr despacio a no correr nada, y tal como lo dices ojalá tu "inteligencia" pueda dominar a la emoción y las ganas e correr mas o mas rápido, ve despacio y de apoco a ver si te puedes ir recuperando, mis mejores deseos para que salgas adelante pronto
Un Abrazo fuerte desde Argentina y Vamos!! ánimo que tal como dices al menos puedes salir (pero sería ni poder hacerlo) de a poco, cn paciencia y con inteligencia

maratonman dijo...

Tu sigue corriendo Paco,que ese es el espiritu y el disfrute,lo demas son tonterias.
Un abrazo y sigue ahi contandolo.

David "Matraca" dijo...

Paco pronto volverás a hacer esas "barbaridades" que tanto te gusta.

salu2

Antonio Serrano dijo...

Me parece, Paco, que esto es un mal endémico, no de los corredores por serlo, sino, de los corredores longevos. Y que siga. Será señal de que estamos vivos; porque lo contrario sería la única forma que hay para pararnos.

Un abrazo.
,,!,,

Pd. Tenemos pendiente una salida. A correr, claro…. Bueno y despues algo de líquido elemento.