"No soy más que un aprendiz de buena persona y un corredor esforzado". Toni Lastra (Corredor, escritor o viceversa)
Por cada corredor que recorre el mundo participando en maratones, hay miles que corren por el gusto de escuchar las hojas y la lluvia y que esperan que llegue el día en que les resulte todo tan fácil como a un pájaro volar. Para ellos el deporte no es una prueba, sino una terapia; no es un desafío, sino una recompensa; no una pregunta, sino una respuesta.

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

lunes, 19 de octubre de 2009

Inícios


Hacía año y algo que había dejado de fumar, pero a la vez me dio por comer bastante mas de la cuenta. En mis días libres me estaba empezando a reformar mi casa, dos plantas mas sobre rasante. Pero seguía estando igual de gordo. Cerca de una treintena de kilos había cogido mi menda. Ese era el precio de haber dejado de fumar dos cajetillas de tabacos diario desde los 17 años, el ansia viva por comer y comer.

Todos me decían que Paco estas muy gordo y esas cosas que me bajaban la moral por los suelos. Pero en realidad yo no veía mi drástico cambio, no hacía cuenta hasta verme en un vídeo mientras comía al medio día. Entonces me dije a mi mismo que se acabó eso de ponerme ciego de dulces después de comer, con el cafelito. Hice mal, ya lo se, pero sin endocrino ni ostias en vinagre me puse en un severo régimen alimenticio, por mi cuenta. En cuestión de meses perdí todos esos kilos de sobra.

Luego fue al revés, Paco si parece un cristo, que si patatín o patatán. La cuestión es que mi cambio había sido enorme. Ya sabemos que perder tanto peso en tan poco tiempo demacra bastante. Pero en esos meses desempolvé un viejo libro de mi biblioteca: Correr para vivir mejor de Bob Glover. Libro que me inició a principio de los ochentas a esto del correr, hábito que abandoné al cabo de 8 o 9 meses.

Mientras seguía con mi reforma los fines de semanas, vivíamos en una casa que tenía medio abandonada mi primo. Al llegar por la tarde leía el libro y mi mujer me miraba como diciendo ¿que estará tramando este?

El Miércoles 28 de agosto de 1996, al salir del curro me lancé. Con unas zapatillas de mil y pico pelas (unas Rox o algo por el estilo), unas bermudas y una camiseta de algodón verde me fui al morro de levante de Málaga, a ver si allí no me veía nadie. No se como, pero completé 20 minutos de tirón. Desde entonces mi vida cambió. Seguía con mi obra los sábados y domingos, y por la tarde a correr. Me mudé y seguía igual, solo que con mas tiempo para correr.

"Para mi, correr es una filosofía. Corro para reencontrarme conmigo mismo y llegar a se la persona que soy"

Doctor George Sheehan, corredor y filósofo.

"Lo importante de correr es que uno se sienta bien consigo mismo, que no tenga que rendir cuentas a nadie, que pueda correr por sus sensaciones, dejándose llevar por las emociones obtenidas a lo largo del día"

Martín Fiz, campeón del mundo de maratón





23 comentarios:

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Parece que me estoy leyendo a mí mismo. Qué buena decisión tomamos en su momento. Llegué más tarde que tú a ella pero ahora disfruto cada entrenamiento y cada una de las pocas carreras a las que acudo.

Un abrazo.

Paco dijo...

Paco, tu forma de entender el atletismo, ENSEÑA a correr a tus lectores. Te lo dice uno que hace lo que puede por enseñar...un abrazo y nos vemos en los montes en breve...trotecito suave

manuelbinoy dijo...

Creo que todos los que en un momento determinado de nuestra vida hemos tomado la decisión de empezar a correr no nos hemos arrepentido de haberlo hecho y a partir de ese día hay un antes y un después en nuestras vidas; lo que sí es seguro es que con esa decisión hemos mejorado como personas y de alguna manera hemos contribuido a facilitar la vida a las personas que nos rodean; un abrazo, Paco.

Trapatroles dijo...

Quien no ha corrido nunca no lo puede entender. Los corredores somos de otra pasta y lo mejor son los amigos que encuentras por esas carreras de Dios.

KARLITOS dijo...

Para mi correr ya que nos ponemos filosóficos es algo que solo depende de uno mismo de su esfuerzo en solitario , no depende de amiguismos ni de cosas raras eres tu con tu físico y nada mas es respirar dar un paso tras otro , esfuerzo ,sudor y una cerveza tras la ducha , así de sencillo y a si de difícil . Un saludo .

Jaime N@v dijo...

Paco, me encanta leerte...yo entreno muchos dias con Pedro Sanz, te dejo esta frase suya que seguro te gusta.
"La felicidad no es una meta, sino un largo camino a recorrer"
Un abrazo, amigo

Juanito dijo...

Una gran historia Paco, voy a tener que buscar ese libro que parece tan interesante, a seguir corriendo para ser esa persona que eres profe, un saludo.

ALVARO RUIZ dijo...

Tu lo has escrito lo mejor sentirse bien con uno mismo, lo demas me lo imagino tus comienzos como los de todos , espero también que lo de los dulces no lo hayas dejado del todo , porque cuando al señorito le de por venir por mi pueblo, le invitaré a algunos de mi pasteleria, un abrazo crack

Gitanocorredor dijo...

Doble de merito dejar de fumar y empezar a correr ya adulto, acabar haciendo maratones y en esos tiempos todo un merito si señor.

Alfa79 dijo...

La verdad Paco, es que este episodio de tu vida es un ejemplo de superación y vitalidad.
Una gran elección la de ponerse a correr, aunque quizás, lo más importante fue que dejaras de fumar. El tabaco es muy, pero que muy perjudicial.

Correr es como liberar el cuerpo desde la mente. Las meditaciones que se producen, nos hacen ser más reflexivos y casi siempre, mejores personas.

Un abrazo.

Quique dijo...

Hola Paco, que bonita historia, tu forma de entender este deporte es impresionante y más viendo tus inicios....

Un saludo
Quique

Francisco Castaño dijo...

Una muy buena forma de comenzar a correr y por un buen motivo, a algunos que conozco yo me gustaría verlos así.

Ánimo y vuelve a comenzar pronto.

Carito dijo...

VAya historia la tuya!!
Por mi vocación u oficio, trato con bastante gente que devería dar un giro a su vida. Me ha encantado tu historia y como el deporte te ha ayudado a dejar costumbres no muy saludables atrás. Garcias por compartir algo de tu vida.
Espero que estos tres meses sabáticos te ayuden de una vez por todas a salir de esta mala racha deportiva.
YO ahora estoy propando con un tratamiendo de un podólogo ( J. Carlos POyatos), con plantillas que revisa cada dos meses y que parece que por el momento hacen su trabajo.
Cuidate.

CarLitros dijo...

Y que haya muchas más zancadas y anécdotas que contar amigo Paco.

Un abrazo

José Antonio dijo...

Paco ¡ Qué gran entrada ! Es la entrada que yo hubiera escrito, de esas que tu sueles guardas. Lo más estimulante que he leído en mucho tiempo, más ahora que estoy en mis horas más bajas. Comenzaría a correr ahora mismo después de leerte, pero seré prudente y lo haré el sábado. Eres grande amigo.

Risco dijo...

Muy buno Paco.
En mis inicios corrí 11 minutos. 12 hubiese sido imposible.

Fer dijo...

Recordar y revivir los inicios siempre mola.
¡Y que siga la cosa, que siga!
Slds

Oscarunin dijo...

gran reflexion! que mas se puede decir
saludos amigo

RA dijo...

Es muy interesante lo que cuentas. Un poco de introspección personal viene bien, en bueno ver de donde parte cada uno, pararse y pensar qué está haciendo, cómo y porqué, y también ser capaz de dejar de hacerse preguntas, relajarse y simplemente correr.

javi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
javi dijo...

Buena historia Paco :)

Vaya pinta que llevarías en ese primer entreno jajaja anda que tengo alguna de mi segunda carrera: en una de montaña que es de profesinal total. Iba con una camiseta de tirantes de esas playeras y todo: Estaba creando estilo jajaja

Ernesto dijo...

Vengo a devolverte la visita y me encuentro con todo un atleta, que además, consigue transmitir la pasión por correr y por el deporte en general. Eres todo un ejemplo.

Un abrazo amigo

Joan Josep dijo...

Esa primera salida que hemos hecho todos estaría bien poder tenerla gravada en video para recordarla de vez en cuando. Escondidillos para que no nos vea demasiada gente...

Por ceirto, yo tambien estoy enganchado a el caso Lisbeth.... Voy por la mitad del 3er libro.

Un saludo.